Presidente de la Asociación Internacional de Psicología Aplicada (IAAP) y Director del Instituto Universitario de Investigación de los Recursos Humanos Psicología, Desarrollo Organizacional y Calidad de vida laboral (IDOCAL)

 

Entrevista a José M. Peiró

Por Antonio Pamos

1.- A tu entender, ¿cómo está de desarrollada en España la función de RR. HH. con respecto a otros países de nuestro entorno? ¿Es igual de relevante en la organización?

En nuestro país la función de RRHH está bien desarrollada, en especial en las grandes y medianas empresas y también en un buen número de las pequeñas empresas que son innovadoras y dinámicas. Ello está contribuyendo al bienestar y productividad de los empleados aunque cabe observar diferencias entre sectores y tipos de empresas. De todos modos, esta función es muy dinámica y ha de estar actualizándose permanentemente con el fin de proporcionar una respuesta adecuada a las demandas cambiantes de las empresas y los trabajadores para ofrecer un funcionamiento óptimo de la organización en la gestión y desarrollo de las personas que la integran. Una gestión y desarrollo adecuados del capital humano en las empresas ofrece ventaja competitiva importante que éstas tendrían que perseguir de forma decidida y proactiva. Por todo lo dicho, es claro que esta función es muy relevante en las empresas españolas, al igual que lo es en los otros países de nuestro entorno. Por ello, el desarrollo de investigación y su consiguiente traducción en metodologías, procedimientos, herramientas adecuadas a nuestra realidad laboral y organizativa por parte de los investigadores en dialogo con los profesionales, es fundamental en este campo.

2.- ¿Cuál es la principal asignatura pendiente para que la función alcance cotas más elevadas de profesionalidad?

Cada vez de forma más clara, las ‘asignaturas’ requeridas en esta función van siendo superadas de forma razonablemente positiva. Ello no significa que no se plateen retos a los profesionales e investigadores. Una cuestión que es cada vez más necesaria es el desarrollo de una práctica basada en la evidencia científica y en otras fuentes rigurosas de evidencia como la experiencia profesional de calidad, las aportaciones de los diferentes grupos de interés y la participación de aquellos a los que las prácticas de recursos humanos proporcionan servicio. Por otra parte, las garantías de calidad son cada vez más exigidas por las empresas que solicitan servicios, tanto internos como externos a los profesionales de esta función. Ello hace recomendable la certificación de esa calidad. El certificado Europsy, de especialista en Recursos Humanos es un sello de calidad europeo promovido por la European Federation of Psychology Associations que, en nuestro país está gestionado por el Consejo General de Colegios de Psicólogos, y que garantiza en los profesionales las competencias y prácticas adecuadas por un servicio de calidad en los ámbitos del trabajo, las organizaciones y los recursos humanos.

3.- En tus años de experiencia docente, ¿cómo ha cambiado el perfil del alumno de Psicología? ¿Es hoy más abierto a explorar otros campos de actuación? ¿Su formación está a la altura de otros países?

La formación de los psicólogos españoles está a la altura de las demandas actuales aunque recientemente están surgiendo una serie de situaciones que no favorecen el progreso en esta cuestión.  El hecho de que todos los grados de psicología se hayan verificado –de facto- en el área de la salud tiene implicaciones a la hora de dar prioridad a los alumnos en función de las ramas que han estudiado en su formación de bachillerato. Haber cursado las disciplinas relacionadas con ciencias de la salud es un criterio de selección de los estudiantes que acceden a Psicología y ello crea un cierto detrimento de la formación en ciencias sociales entre nuestros estudiante en influye sobre sus intereses formativos. Por otra parte,  el establecimiento de la cualificación para el ejercicio profesional al finalizar el grado (4 años de estudios a tiempo completo) hace que nuestros estudiante puedan legalmente ejercer la profesión inmediatamente después de finalizar esos cuatro años de estudios. Esta situación es claramente diferente en la actualidad en los países de nuestro entorno (Francia, Portugal, Italia, Bélgica, etc.) donde el estudiante ha de culminar un grado de tres años y un master de dos años antes de que se les reconozca su capacidad para el ejercicio profesional. Además, en varios países entre los que cabe mencionar Portugal e Italia después de los cinco años de formación el estudiante ha de llevar a cabo un año de práctica supervisada en alguno de los campos más habituales de esas prácticas (salud y clínica, educación o trabajo y organizaciones). Precisamente son esos los requisitos que establece la certificación del Europsy básico (cinco años de formación a tiempo completo en Psicología más un año de práctica supervisada). Así pues, la situación actual en nuestro país no está libre de sombras y está creando incertidumbre para el futuro desarrollo de la Psicología del Trabajo y de las Organizaciones y la formación de sus profesionales. Además, la aparición del Master de Psicología General Sanitaria, un excelente logro, tal como está configurado en la actualidad deja descompensada y en parte desprotegida la formación en otros ámbitos disciplinares y profesionales que deberían contar también con titulaciones de Master con atribuciones profesionales reconocidas. Esos riesgos se aumentan porque otras disciplinas están ocupando espacios que anteriormente han sido ocupados por la psicología. La titulación de Relaciones Laborales ha incluido en su denominación  los “Recursos Humanos” y las disciplinas relacionadas con el comportamiento organizacional, claramente promovidas por la investigación psicológica, siguen sin ser enseñadas en las facultades de Economía por los psicólogos de las Organizaciones.

De todos modos, hay también respuestas a esos retos. Cabe mencionar el establecimiento por la EFPA en cooperación con la EAWOP del Certificado de Especialista Europsy en Psicología del Trabajo y de las Organizaciones. Además, el establecimiento y consolidación desde hace unos años de la División de PTORH del Consejo General de Colegios de Psicólogos supone un gran avance para el fortalecimiento de nuestra profesión ante los nuevos tiempos y demandas. Finalmente, la cooperación europea e internacional no solo a nivel individual sino también institucional está suponiendo un desarrollo importante para la profesión y la investigación en nuestro país.

4.- En el mes de junio de 2016 se celebra en Madrid Congreso Internacional de  Psicología y RR. HH., ¿Qué supone esta oportunidad para los profesionales implicados?

Es una magnífica oportunidad para todos los implicados en la función de los Recursos humanos y la psicología del trabajo y las organizaciones. Esta actividad va a ofrecer una excelente plataforma de encuentro de los profesionales, académicos e investigadores. Va a suponer también una oportunidad sin parangón para la “puesta a punto” y el conocimiento de primera mano de los avances y desarrollos producido en nuestra especialidad. En este congreso, especialistas de primer nivel van a presentar los avances más significativos en modelos de intervención, tecnologías, metodologías y  experiencias relevantes para la profesión y la práctica profesional. Además, el encuentro con profesionales y académicos va a permitir una amplia actividad de “networking” que incrementa el capital social de los participantes. Este congreso va a ser también una magnífica oportunidad para adquirir la formación especializada que se requiere en el desarrollo profesional continuo de los profesionales. Por todo ello invitamos muy encarecidamente a todos los profesionales, investigadores y académicos a participar en el congreso y a presentar sus trabajos y aportaciones. Sin duda esa participación va a enriquecer el capital humano y social de todos los participantes.

5.- ¿Cuáles son las principales áreas de interés que se van a abordar en este congreso?:

Las áreas del congreso han surgido de un profundo y esclarecedor debate que ha venido desarrollándose en el ceño del comité científico-profesional que reúne una amplia gama de especialistas de nuestro país y del ámbito internacional. Hemos optado por seleccionar seis áreas temáticas que son centrales en el momento actual de la función de los recursos humanos y confiamos que el debate y aportaciones continúe durante el congreso.

La primera área se ocupa de las cuestiones relacionadas con el talento y la diversidad. Es este un tema central hoy en la gestión y desarrollo de los recursos humanos al ser la composición de estos más diversa en múltiples sentidos (edad, género, cultura, capacidades y competencias, etc.) que lo ha sido en situaciones previas. Esa diversidad es una fuente de riqueza pero requiere nuevo enfoques y aproximaciones al tema del talento en las organizaciones.

La segunda cuestión hace referencia al empleo y el desarrollo de los trabajadores. La cada vez mayor diversidad de formas de empleo y sus implicaciones para las relaciones laborales y para la supervisión y dirección de los trabajadores son cuestiones muy actuales en las que la actuación profesional puede realizar magnificas aportaciones si se toma en consideración los avances en la investigación y la práctica profesional innovadora que se viene desarrollando en este ámbito. Cuestiones como la mediación y el contrato psicológico entre trabajadores y organización son aspectos que requieren una atención renovada en este ámbito.

La tercera temática es la evaluación de personas y contextos. Este es un tema clásico en las aportaciones de la psicología del trabajo y las organizaciones a la función de recursos humanos (selección, evaluación del desempeño, desarrollo de carreras, etc.). En la actualidad este campo está sufriendo una fuerte transformación tecnológica, de estándares normativos (p.e. las normas ISO sobre evaluación en las organizaciones) y una ampliación en su enfoque que también aborda cuestiones como la evaluación de proyectos e intervenciones para determinar su eficacia, eficiencia y utilidad.

La cuarta área temática está dedicada a la tecnología y las personas. Las innovaciones tecnológicas, tanto en los ámbitos de la información y la comunicación como en los de la automatización de la producción, están teniendo fuerte implicaciones para el trabajo, las formas organizativas y las propias actuaciones y proyectos en la función de recursos humanos. Es importante que se dé una colaboración estrecha entre quienes diseñan, desarrollan, implantan y monitorizan esas nuevas tecnologías en las organizaciones y los expertos de recursos humanos para evitar un determinismo tecnológico que deteriora el desempeño y el bienestar de esos recursos humanos planteando el riesgo de convertirlos en “periféricos” de una unidad central tecnológica. La función de recursos humanos ha de contribuir de forma importante al desarrollo de un trabajo humano potenciado y no degradado por esas tecnologías.

Una quinta cuestión se ocupa de la salud y bienestar. Los riesgos emergentes con frecuencia de carácter psicosocial están requiriendo la atención de los profesionales de los recursos humanos en colaboración con los de la salud ocupacional. Además, el reto de conseguir un equipo humano en las organizaciones saludable y feliz en el trabajo y comprometido con el proyecto y la actividad que realiza va más allá de la prevención de los riesgos. Requiere una aproximación positiva a la salud y al bienestar y la promoción de organizaciones saludables y salutogénicas desde una perspectiva bio-psico-social.

Finalmente, aunque evidentemente no con menor importancia, se va a tratar el tema del liderazgo, el compromiso y el desempeño. Las organizaciones actuales requieren personas comprometidas con el proyecto de empresa que traduzcan ese compromiso en un desempeño eficaz de las tareas, contextual y creativo de alto nivel y calidad. Eso requiere un liderazgo de calidad y positivo, con frecuencia distribuido y por lo tanto plantea a los que cumplen esa función el reto de adaptarlo a diferentes circunstancias, características del entorno y también de los colaboradores.

Como se ve el Congreso Internacional de Psicología del Trabajo y de las Organizaciones va a ser un acontecimiento en el que se van a plantear, debatir analizar y aportar soluciones a las grandes temáticas y retos que hoy están planteados en nuestras empresas y organizaciones. La calidad de las aportaciones y ponentes garantizan el fruto y valía de los resultados que sin duda se van a conseguir. Por eso, quiero reiterar la invitación a participar en el congreso a todos aquellos que trabajan para hacer que las organizaciones  de nuestro entorno sean más humanas y más productivas dando respuesta a los retos que se plantean y a los que van a ir surgiendo en años venideros.