¿Cómo es una buena prueba psicométrica?

  • por

Cómo medir una buena psicometría

Un test psicométrico puede ser totalmente válido, sin necesidad de ir más allá en términos de innovación. Por supuesto, lo contrario también es cierto: algunos tests, que se esfuerzan por destacar en un mercado que ahora vale más de 2.000 millones de dólares, pueden sacrificar la validez por la novedad. En este campo en expansión, es usted quien debe decidir qué es lo mejor para usted y sus necesidades.

 

Pero no es fácil. ¿Cómo puede saber qué es realmente innovador y al mismo tiempo identificar las pruebas que son válidas y fiables? A continuación, le ofrecemos un resumen de lo que consideramos más puntero en el sector, así como nuestros consejos sobre lo que debe buscarse en una evaluación.

¿Cómo es una buena prueba psicométrica?

Innovación

Durante mucho tiempo, lo más innovador que ha ocurrido en el campo de la psicometría ha sido trasladar el formato del cuestionario a Internet. Sin embargo, esto ya es más o menos habitual. Los formatos online son ahora la norma.

Sin embargo, veamos dos áreas del campo que sí son nuevos. Una se refiere al formato de la evaluación, y la otra a nuestra comprensión de la psicología y la ciencia cognitiva:

Formato de una evaluación psicométrica

El formato de test de autoinforme tiene sus inconvenientes y pone un límite a la sofisticación de los datos de contratación.

Podría decirse que la mayor innovación en el sector en términos de formato es la eliminación efectiva del elemento de autoinforme, pregunta/respuesta. En su lugar, algunos proveedores han encontrado formas de medir el comportamiento real de los candidatos, utilizando interfaces interactivas, similares a las de un juego, que identifican miles de puntos de datos sobre cómo responden los candidatos a estímulos específicos en tiempo real. Estas evaluaciones basadas en el comportamiento se basan a menudo en tareas neurocientíficas bien establecidas, por lo que representan una mezcla eficaz de lo probado y lo verdaderamente innovador.  

La forma más eficiente y eficaz de contratar es utilizar datos que puedan predecir realmente el rendimiento. Al permitirle ver cómo responden los candidatos en situaciones relevantes para el trabajo, en lugar de basarse en datos auto declarados, las evaluaciones basadas en el comportamiento pueden apoyar una contratación más predictiva e inteligente.

También merece la pena tener en cuenta su impacto positivo en la experiencia del candidato. En la sección anterior hemos establecido que las pruebas de autoinforme no consiguen inducir ningún flujo cognitivo real y, en su lugar, generan ansiedad. Las evaluaciones basadas en el comportamiento fomentan mucho mejor las respuestas intuitivas, aliviando la sensación de estar bajo el microscopio. Esto permite una mayor autenticidad en un entorno menos estresante.

Psicología y ciencia cognitiva

Esta innovación en el formato también se inscribe en los desarrollos más amplios de la psicología y la ciencia cognitiva. Cuando se evalúa el comportamiento, se puede medir una gama más amplia de constructos psicológicos (como la aversión al riesgo o la sensibilidad a la recompensa, ambos difíciles de juzgar a partir de formatos de autoinforme).

Esto significa que el uso de un formato basado en el comportamiento permite aprovechar todo el gran trabajo que se está realizando actualmente en la neurociencia y la psicología. Los avances en este campo permiten crear nuevos constructos, así como formas más rápidas y eficaces de medir los ya existentes. En este sentido, las evaluaciones que le ofrecen la posibilidad de captar toda la gama de comportamientos de los candidatos deben considerarse innovadoras.

Fiabilidad y validez de las evaluaciones psicométricas

No basta con encontrar una evaluación innovadora. Para estar seguro de su posible valor, hay que establecer su fiabilidad y validez. Vamos a definirlas rápidamente:

Fiabilidad

Se refiere a la coherencia de los resultados. Si le preguntan cuál es su color favorito, es probable que llegue siempre a la misma respuesta (lo que hace que esta pregunta sea fiable).

Otro ejemplo sería una regla de goma en una habitación caliente. Al expandirse con el calor, las medidas cambiarán y los datos podrían diferir cada vez. Esta falta de consistencia hace que la regla no sea fiable.

Validez

Esto es un poco más complicado. En efecto, la validez se refiere a la relación entre lo que una prueba dice que mide y lo que es «real».

Es un aspecto importante que debes establecer para asegurarte de que tu inversión tendrá realmente el efecto positivo deseado. Existen numerosos tipos de validez, algunos más rigurosos que otros. Hemos intentado descifrar algunos de ellos:

Validez aparente

¿Parece que la prueba hace lo que debe? Se trata de una forma de validez relativamente blanda, y no deberías fijarte sólo en ella.

Validez de contenido

Es similar a la validez facial, pero adquiere un nuevo nivel de detalle. En efecto, se pregunta si un test contiene el tipo de aspectos que debería hacer, dadas las cosas que dice que hace).

Validez de constructo

Ahora llegamos al lado más riguroso de la escala. En resumen, se trata de saber si un test mide lo que dice que mide. Esto puede establecerse a través de modelos estadísticos, así como de comparaciones con otras pruebas previamente validadas.

Validez de criterio

Hay dos subtipos de validez de criterio: la predictiva y la concurrente.

Predictiva: «¿Mide esta prueba algo de interés en el futuro?

Concurrente: «¿Las puntuaciones de esta prueba se corresponden con otra cosa de interés que podamos