Main Etray logo

En la actualidad, los ejercicios de simulación se emplean frecuentemente en las organizaciones para llevar a cabo procesos de selección y desarrollo de personal. Asimismo, se aplican constantemente en  Assessment and Development Centers, junto con otros cuestionarios de personalidad y pruebas de habilidades. La información que las organizaciones obtienen de estas pruebas permite evaluar todas las competencias que consideren relevantes para, posteriormente, tomar la decisión más adecuada.

La utilización de ejercicios de simulación para evaluar competencias conductuales es una práctica que se remonta a la época de la Segunda Guerra Mundial, cuando el ejército de EE.UU realizaba pruebas para seleccionar a los mejores espías. Aquellos con un mayor potencial participaban en una serie de pruebas, evaluadas por observadores que identificaban indicadores conductuales, considerados como predictores de éxito.

Este método fue muy eficaz y fundó las bases del negocio de las simulaciones como las entendemos actualmente en los Assessment Centers. Estos ejercicios pueden ser presentados en varios formatos, incluyendo juegos de roles, ejercicios de grupo y casos prácticos. Uno de los tipos de simulación que ha recorrido un largo camino en los últimos años es el ejercicio de in-tray.

Operando en el principio de organización y planificación del trabajo, el ejercicio de in-tray sitúa a los participantes en un entorno empresarial y permite a los observadores evaluar cómo ellos se enfrentan a su trabajo. De esta manera, los participantes tienen la oportunidad de mostrar sus fortalezas, en vez de solo informarlo.

Gracias a la tecnología, estas pruebas han ido evolucionando con el tiempo, permitiendo realizar los ejercicios en ordenadores con un software moderno. Como reflejo del estilo laboral actual, estas evaluaciones son conocidas como ejercicios ´inbox`. Cubiks ha desarrollado en los últimos años simulaciones ´inbox` online, como el Etray.

Todo ejercicio de evaluación tiene sus pros y sus contras, dependiendo, por ejemplo, del objetivo de la prueba, el tiempo disponible o las competencias a evaluar. Cuando se trata de evaluar las competencias, los ejercicios ´inbox`, como el Etray, ofrecen beneficios únicos.

Relevancia en el Trabajo

La simulación ´inbox` ayuda a las organizaciones a identificar competencias específicas para un puesto de trabajo que, en ocasiones, es difícil evaluarlas a través de pruebas como juegos de roles o ejercicios de grupo. El Etray muestra una situación real y retadora, dirigida a numerosos perfiles de candidatos, por lo que está disponible en tres versiones que se adaptan a tres niveles diferentes.

También  se pueden desarrollar escenarios a medida para reflejar mayor realidad acorde al puesto, lo cual convierte al Etray en una excelente opción para evaluar competencias difíciles de observar, sin disminuir la validez de la evaluación presencial. Adicional, estos ejercicios también pueden proveer información del grado de ajuste de los candidatos con la organización.

Administración simple y sencilla

Dado que la evaluación se lleva a cabo en ordenadores, no es necesaria la participación de observadores o participantes de rol playing. Además un gran número de candidatos puede completar la prueba al mismo tiempo, ya que el Etray se puede realizar online, permitiendo a los participantes realizarlo desde cualquier lugar. Esto hace que sea fácil de organizar y minimiza la inversión de tiempo requerida.

Objetividad y Estandarización

Cuando los evaluadores observan a los individuos en Assessment and Development Centers, trabajan con un alto nivel de objetividad. Sin embargo, incluso con la mejor formación y años de experiencia, un evaluador nunca puede ser tan objetivo como una prueba online. El Etray incluye puntuaciones automáticas y contenido estandarizado, por lo que se calculan de igual manera independientemente del idioma y/o lugar. Esto es particularmente importante para las organizaciones multinacionales que desean implementar evaluaciones en las que participe todo su personal internacional.