El análisis DAFO (también conocido como FODA o DOFA) es una metodología de estudio que analiza las características internas (Debilidades y Fortalezas) y la situación externa (Amenazas y Oportunidades). Inicialmente fue aplicado a la evaluación de empresas o proyectos, sin embargo, su gran versatilidad ha hecho que se extienda su uso también en las personas bajo la denominación de DAFO personal.

El objetivo del DAFO personal es doble: conocer la situación actual y establecer hacia dónde se pretende llegar en el futuro.

Dentro de las variables internas tenemos las siguientes:

  • Fortalezas: consisten en los puntos fuertes de la persona, aquello en lo que destaca por encima de los demás o en lo que su rendimiento es mayor.
  • Debilidades: son aquellos aspectos en los que su desempeño es inferior al de los demás.

Las variables externas se componen de:

  • Amenazas: serían aquellas variables externas que pueden frenar el desarrollo de la persona o el logro de sus objetivos.
  • Oportunidades: se trata de los medios de los que dispone la persona para alcanzar sus objetivos.

Las diferentes ventajas proporcionadas por el análisis DAFO personal están relacionadas con el aumento del autoconocimiento del evaluado. Siendo conscientes de nuestros puntos fuertes y débiles podremos determinar soluciones eficaces con las que mejorar nuestra productividad. Del mismo modo, conocer las posibles amenazas o debilidades nos permitirá reducir el impacto que éstas puedan tener. Finalmente, los beneficios en estos tres aspectos clave repercutirán de forma positiva en la imagen profesional que proyectamos hacia los demás.