papi

Si bien sabemos que la Transformación Digital de una organización implica a varios agentes, entendemos que se requiere al menos un actor clave que lidere el ambicioso proyecto, es en este perfil en el que nos vamos a centrar.

La persona responsable de impulsar un cambio de este calado a nivel organizacional, deberá contar con excelentes habilidades de liderazgo. Dado que se trata de implicar a toda la organización y que abracen el cambio, no nos servirá cualquier estilo de liderazgo, sino que preferiremos un estilo participativo e integrador, democrático (Y). Para ello, nos fijaremos en las siguientes escalas:

  • A2 (nivel medio) à Necesidad de Logro, faceta 2 – Éxito Personal
  • P (nivel alto) à Necesidad de Influencia
  • L (nivel alto) à Rol de Líder
  • K (nivel medio) à Necesidad de Ser Directo
  • X (nivel medio-bajo) à Necesidad de Protagonismo

Así mismo, es previsible que a pesar de que el proyecto se desarrolle de manera adecuada, encontremos resistencia interna. No todas las personas enfrentamos de la misma manera los obstáculos y desavenencias del día a día, en este caso, necesitaremos una persona que se reponga rápidamente de los golpes y persista frente a las dificultades que seguro encontrará. Recomendamos fijarnos en las escalas:

  • U (nivel alto) à Resiliencia
  • V (nivel alto) à Persistencia

Por último, además de los conocimientos técnicos sobre la materia, queremos que la persona sea capaz de comprender el proyecto de Transformación Digital a nivel conceptual, pero que también tenga la energía y la capacidad de aterrizar la estrategia y ponerla en marcha. Por supuesto, será una persona innovadora y abierta al cambio.

  • R2 (nivel alto) à Pensamiento Teórico, faceta 2 – Teoría
  • W (nivel bajo) à Necesidad de Reglas y Directrices
  • H (nivel alto) à Capacidad de Planificación
  • T (nivel alto) à Dinámica de Trabajo
  • Z (nivel medio) à Necesidad de cambio