… por los gustos musicales de una persona es posible deducir fácilmente su estilo de pensamiento y los rasgos primordiales de su comportamiento?

Estudios realizados por David Greenberg y sus compañeros de la Universidad de Cambridge aseguran que las preferencias musicales de las personas definen su pensamiento, y dividen a la humanidad en dos grupos:  los empatizadores, que basan su comportamiento en evaluar y responder a las emociones de los demás y los sistematizadores, que se dedican a descubrir las regularidades que esconde el mundo.

Durante la investigación se demostró que los gustos musicales son demasiado predecibles; simplemente con saber qué estilo de pensamiento tiene una persona, si es empático o por el contrario sistematizador, es posible deducir que tipo de música es la que más encaja con sus gustos.

Dentro de estos dos grupos, existen ciertas divisiones que ayudan a definir el comportamiento de una manera más precisa, por ejemplo, a dos personas les puede gustar el Pop, pero cada uno se inclina por un cantante o grupo diferente, lo que significa que tienen tendencias de pensamiento y comportamiento parecidas pero con rasgos diferenciales.